Esto es Leonor?

Esto es Leonor? Ayer se extendió como la pólvora la foto de su figura en Museo de Cera de Madrid, blanco de críticas, que realmente tiene un inquietante mirar, y ya acompaña al Rey y La Reina que ademas estrenan vestuario.

leopredator

Pobre chica, reconozco no ser especialmente seguidor de la familia real, no por nada en especial, simplemente no les veo la relevancia en el panorama informativo, así que me he tenido que buscar una foto de la chica por que no recordaba que fuera tan fea. Y no lo es, la niña es preciosa, ergo, mal escultor.

La joven Princesa es una monada, nada que ver con el resultado.

La joven Princesa es una monada, nada que ver con el resultado.

Parece querer dar sensación de movimiento, pero la sensación que da es que se cae.

Parece querer dar sensación de movimiento, pero la sensación que da es que se cae.

Todo el mundo ha ido en contra de los ojos y no son el único fallo, aunque realmente dan miedo y recuerdan a ‘Depredador’ en su distraído y cruzado mirar. El tratamiento de la piel no es adecuado para emular al joven cutis de la heredera al trono, muñecas y tobillos parecen hinchados, como si sufriera algún problema circulatorio. El cuello es absolutamente desproporcionado, y de alguna manera se entiende como buena idea colocarlo en tensión obligando a una postura poco natural de mandíbula y boca. Se abusa de rasgos como arrugas o excesos de volumen en mejillas y boca, y de alguna manera masculiniza la cara de la pequeña princesa.

La postura tampoco es acertada, no sé si se habrá trabajado en base a foto, pero esto no es pintar, en esculturas de bulto redondo es importante que toda la composición ofrezca una estabilidad vertical y horizontal, al ver las tres figuras juntas parece que se vayan a caer. Primero se entiende la forma que se trabaja, y luego se decide como levantarla para que resulte lo más fácil de ver posible, es muy fácil provocar rechazo del espectador con una escultura que pretende ser real pero que no se comporta para con la vertical de manera natural. El vestido queda mal y la niña es más delgada. Tampoco están demasiado conseguidas las medidas de espacio entre ojos, pelo, nariz… y las orejas crecen sin necesidad alguna. El nacimiento del pelo que en la niña es muy característico tampoco queda resaltado como debiera y el gesto se encuentra en un estado entre la sonrisa, el enfado y el asco, respondiendo a micro expresiones en cejas en tensión, comisuras de la boca semi-elevadas y actividad muscular en la nariz, los brazos o son cortos, o simplemente su postura está mal escogida, esas manos nerviosas retorcidas y llenas de contrastes de luz, tampoco son las de una niña.

Creo que el artista se encuentra mucho más cómodo trabajando hombres, la pobre Reina está simplemente mal (Parece Monty Burns de ‘Los Simpson’ con esa nariz y esa chepa), la postura es un desastre antinatural. La única pregunta es si realmente este tipo de obras más prestadas al populismo que a la crítica artística profunda, son susceptibles si quiera de recibir la aplicación de las bases y fundamentos de la escultura como medida de su calidad. Como casi siempre me mojo, y digo que ha suspendido en su intento de conseguir un retrato realista, no se puede hacer un retrato de una niña con los esternocleidomastoideos más anchos que los brazos, ni dar contrastes de concavidad y convexidad en base a cómo se comporta una piel de cierta edad, pues en los niños la piel es firme y apenas deja irregularidades de este estilo al reaccionar con la luz. La niña tiene ojeras, los ojos los han metido mal y sin tener en cuenta la simetría en todos los ejes. Vamos, que no me gusta, no soy fan de las figuras de cera, pero puede que sea de las peores que he visto. ¿Qué opináis vosotros?

Las chicas sufren en manos del artista.

Las chicas sufren en manos del artista.

Ver artículos relacionados

Deja un comentario